San Pedro de Atacama

A la mañana siguientes salimos a recorrer la Ruta del Desierto que nos iba a llevar a San Pedro de Atacama.

Vimos unas paisajes hermosos, conocimos la Cordillera de Sal, que no sabíamos que existía! Sacamos unas fotos y charlamos con un motoquero inglés, que venía bajando desde Estados Unidos.

DSCN3468

Cordillera de Sal

DSCN3484

Cordillera de Sal

DSCN3474

Cordillera de Sal

DSCN3487

Cordillera de Sal

DSCN3496

Caminos

DSCN3502

La Kangú en la Cordillera de Sal

Cuando llegamos a San Pedro de Atacama casi que nos sentimos en el norte argentino. Sus callecitas, sus casitas, las ferias artesanales, es muy parecido al norte. Lo que no es para nada parecido son los precios, así que nos conformamos con mirar y sacar fotos.

DSCN3507

Calles de San Pedro

DSCN3517

Caminando por San Pedro

DSCN3518

Mercados Artesanales

DSCN3528

San Pedro

DSCN3531

Calles de San Pedro

DSCN3509

Iglesia de San Pedro de Atacama

Pasamos la tarde y averiguamos como podíamos cruzar para Argentina por el Paso de Jama. Nos dijeron que había nevado, así que podría estar cortado! Casi nos morimos de un infarto, salimos corriendo a averiguar, nos quedaban solo tres días para volver! (Para los que no saben, yo tenía que estar en mi trabajo el 29/2, para conservar mi puesto) Por suerte, se podía pasar. Llenamos el tanque de nafta (luego de casi una hora de cola) y agarramos la ruta con el mate de por medio.

El Paso de Jama es una maravilla.

Vimos volcanes nevados, montañas, tormentas a lo lejos, desiertos y hasta nieve! La Kangú por fin anduvo por la nieve y fue genial.

DSCN3541

Rutas desiertas en el Paso de Jama

DSCN3545

Volcán

DSCN3538

Volcán

DSCN3551

Nieve!

Los dos íbamos alucinados con el paisaje, no nos daban los ojos para mirar y disfrutar semejante belleza. Yo quería guardar en la retina cada paisaje, porque no es lo mismo que la foto. Nos dedicamos simplemente a disfrutar en silencio de tan increíble lugar.

Íbamos solos en la ruta y a una velocidad de 20 o 30 km/h. Era lo máximo que andaba la kangú. Después agarró viaje y pudimos viajar a 80 km/h!

Cruzamos la frontera cuando empezaban a caer una gotas y estábamos en casa. Nos sentimos muy felices de volver a nuestro amado país.

DSCN3566

Llegando a nuestro amado país!

No podíamos cerrar la boca de tanta alegría, tantas cosas vividas, días intensos, conociendo lugares, comidas, gente, olores, sabores, climas. Una sensación indescriptible. Una alegría y una satisfacción difícil de explicar si no se vive la experiencia.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: